Ya es hora de correr, pasear, andar, rodar, saltar, brincar y volar juntos. Por separado somos fuertes, pero juntos no hay quien nos pare. Inspirados por personas de todo el mundo que intentan hacer cambios positivos en sus comunidades, vamos a celebrar nuestra condición de seres humanos, con nuestros triunfos y fracasos. Es hora de dejar a un lado lo que creíamos posible para creer en los demás y aprovechar todo nuestro poder.